Tipos de puerta para mamparas

mampara-ducha-burdeos-frontal-plegable-perfil-cromo-acrilico-aguaviva-02

Las mamparas de ducha se han convertido en un elemento imprescindible hoy en día. Han hecho que la vida doméstica sea mucho más fácil, aportan comodidad a los baños e incluso hemos olvidado las cortinas de plástico. Si eres de los que todavía no dispones de una mampara y estás deseando instalarla, tras estos pasos sabrás cual se adapta mejor a tus necesidades.

Con la llegada de las mamparas de ducha y baño se han terminado las salpicaduras mientras se toma el baño o ducha y, además, aportan mucho más higiene que las cortinas. El paso del tiempo nos ha llevado a conseguir mejores materiales y hoy en día son más ligeras y fáciles de limpiar. Además los diseños de las propias mamparas aportan un toque de diseño y tendencia del momento.

Las mamparas se han convertido en un elemento central del diseño del cuarto de baño.

Existen muchos tipos de mamparas para bañera y/o ducha, tanto si se atiende a los materiales, como al número de hojas y a su forma de apertura y cierre. Elegir la más adecuada para cada espacio de aseo es vital, porque de ello dependerá la comodidad al tomar una ducha o un baño.

Comodidad y seguridad

Los criterios que debes tener en cuenta en el momento que eliges una mampara de ducha o bañera adecuada a tus necesidades son:

  1. Las mamparas mejoran la experiencia del baño ya que permiten un mayor confort. Tratan de conservar el calor en la bañera o ducha y evitar las salpicaduras de agua así como posibles resbalones.
  2. Aportan una mayor amplitud visual al espacio gracias a sus diseños en cristal templado de seguridad.
  3. Elige el diseño. Personaliza la mampara a tu gusto y al estilo del resto del cuarto de baño.
  4. La elección de la mampara debe ir acorde con un tipo de plato concreto y un tipo de apertura específico. En esta elección influye según la distribución del baño, teniendo en cuenta el espacio disponible.

mampara-ducha-burdeos-frontal-plegable-perfil-cromo-acrilico-aguaviva-02

 

Tipos de apertura

Existen dos tipos de apertura parcial o total. Todo depende de lo que más guste y se adapte al cuarto de baño.

  1. Cierre total de la zona de ducha:
    • Corredera: Adaptable a todo tipo de platos de ducha. Las puertas se deslizan sobre una guía mediante rodamientos que pueden ser simples o dobles. No generan ningún tipo de goteo porque son estancas.
    • Plegable:Ideal para espacios pequeños. Ofrece un gran hueco de entrada y no ocupan un espacio extra durante la apertura. Son estancas al igual que las correderas.
    • Abatible:Dejan un hueco de entrada más amplio que las dos anteriores, de ahí que sean las indicadas para personas con movilidad reducida. La contrapartida es que necesitan más espacio libre alrededor. Aunque el cierre es total, es posible la salida de agua fuera del espacio de ducha.
  2. Cierre parcial de la zona de ducha:
    • Panel fijo:Solo apto para platos de ducha obra, mallas,suelos de piedra, azulejos… rectangulares. Solución abierta, compuesta por una hoja que se mantiene fija.
    • Para baños de pequeñas dimensiones es recomendable optar por una apertura corredera, plegable o de panel abierto fijo que no ocupa un espacio adicional al abrir la mampara.

mampara-bano-stand2-walkin-perfil-barra-estabilizadora-cromo-vidrio-serigrafia-medium-02

Según la forma de la mampara

También es importante tener en cuenta la forma de la mampara. Está claro que depende del gusto de cada uno y, por supuesto, del plato de ducha. Lo que sí es cierto es que las mamparas de formas rectas –cuadradas o rectangulares– se ven más actuales. En cambio, las de formas curvas aprovechan mejor el espacio porque al no tener ángulos, ocupan algo menos. Bajo este concepto, se clasifican las mamparas de ducha y bañera en frontales, angulares (o con entrada al vértice) y semicirculares.

Otro de los puntos que se ha de tener en cuenta es si escoger una mampara con tratamiento antical que repele el agua, evitando la incrustación de la cal y facilitando la limpieza de la mampara. Estos tipos suelen ser más caros pero es lo más recomendable ya que a largo plazo su durabilidad es mayor. Como orientación, en una casa con una sola ducha compartida por dos personas y con un uso diario puede durar 5 o 6 años. Hay que tener en cuenta que no se pueden usar productos de limpieza agresivos ya que eliminan su efectividad.

mampara-ducha-berna-frontal-abatible-bisagra-dakota-cromo-cristal-transparente-asa-inox-f52-01

About the author

Leave a Reply

logo blog
unión-europea
generalitat-valenciana
logo ivace
pinterest-p google-plus facebook twitter price-tag