La moda de los baños en solid surface

Si estás pensando en reformar tu baño, seguro que has oído hablar del solid surface, el material de moda en el diseño de interiores. Se trata de una opción llena de ventajas y que tiene montones de aplicaciones en los cuartos de baño. Si todavía no tienes claro por qué deberías plantearte la elección de este elemento tan novedoso en tu hogar, a continuación te damos las claves.

¿Qué es este nuevo material?

Este componente es un material compuesto por resina de poliéster y sólidos homogéneos de alúmina trihidratada (o ATH). No obstante, también es posible cambiar las propiedades de este material, sustituyendo el componente de estos sólidos, de forma que también lo encontramos mezclado con mármol, sílice o cuarzo.

Se presenta habitualmente en planchas prefabricadas de distintos tamaños y formas, con las que resulta especialmente sencillo trabajar. Tiene un color blanco que funciona muy bien para usarlo en cuartos de baño y, puesto que resulta agradable y seco al tacto, se trata de la opción preferida de muchos en el ámbito de las gamas altas.

Todas las ventajas del solid surface

​La composición especial de este material hace que su uso aporte muchos beneficios al hogar. Algunos de ellos son los siguientes:

– Es fácil de limpiar y es higiénico, gracias a su estructura lisa y no porosa. La suciedad y las bacterias no se acumulan en su superficie.

– Tiene una alta resistencia que lo protege de golpes, de temperaturas elevadas y de la humedad. Es un material muy seguro: incluso en caso de incendio no emite gases tóxicos.

– Se trata de una opción ecológica, con una fabricación y producción sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Tras el uso, las superficies realizadas con este material son totalmente reciclables.

Cómo usar este material en el baño

Si quieres disfrutar de todas las ventajas que tiene este material, es importante que conozcas cuáles son sus principales usos. Por ejemplo, un lavabo de solid surface es una opción muy socorrida, ya que es posible diseñar modelos muy modernos con todas las ventajas que conlleva este material.

En general, puesto que se trata de una alternativa muy higiénica, es la opción más indicada para todo el mobiliario que tiene que ver con el aseo. Por eso también es habitual encontrar bañeras y duchas hechas con este material.

La tonalidad blanca característica de este elemento lo convierte en una opción muy sencilla de combinar, que encajará tanto con los baños más modernos con paletas de colores neutras, como con los aseos de estilo rústico.

Ahora que ya conoces todos los beneficios de utilizar el solid surface en tus muebles de baño, puedes animarte a reformar tu aseo con este material. Déjate asesorar por los profesionales del sector para conseguir una casa de ensueño.

Compártelo en

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *